Todo empezó cuando una mujer de 54 años del barrio IAPI de Bernal Oeste salió a los gritos pidiendo ayuda porque un vecino la había violado. Así fue como un grupo de personas acudió a su llamado y, enfurecido, se dirigió después a buscar al acusado. «Estaban dispuestos a matarlo«, dijeron fuentes cercanas a la causa.

El joven, de 23 años, sobrevivió el intento de linchamiento de los vecinos pero terminó internado en el Hospital Iriarte de Quilmes. Las lesiones, indicó la misma fuente a Diario Popular, fueron provocadas por » patadas, palazos, botellazos en la cabeza, y hasta una mujer tomó un palo y lo empaló. Le habían bajado los pantalones».

La policía logró rescatarlo del brutal ataque y fue la que lo trasladó para que recibiera atención médica. Sin embargo, aclararon que fue demorado e imputado por la fiscalía por el delito de abuso sexual. Sigue en libertad, pero se tuvo que mudar de barrio por miedo a ser el blanco de nuevas agresiones.

Mientras avanza la investigación por la presunta violación, se abrió una causa paralela por lesiones, que tiene como víctima a acusado. Todavía no hay ningún agresor identificado ni detenido por el ataque.

Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here