El video de la beba maltratada en una guardería de La Plata es estremecedor. En las imágenes se ve cómo una maestra jardinera que estaba al cuidado de la menor, lejos de cumplir con su trabajo, la zamarrea y pone en riesgo su vida, ya que le coloca una manta en la cabeza mientras ella lloraba. Para Carolina Penzi, su hija estuvo en esa situación durante tres horas por lo que podría haber muerto por asfixia: «Se podría haber ahogado», indicó.

Además, la madre de la beba de cuatro meses sostuvo que en la guardería «Aventuras en Pañales» no la alimentaban. «Cuando la iba a buscar Pili salía muerta de hambre. Pusieron en riesgo la vida de mi hija», aseguró. La mujer hizo una presentación penal contra la guardería privada, que separó a la maestra filmada recién tras la difusión del video.

A través de su cuenta de Facebook, la mujer relató la odisea por la que pasó su hijita y publicó una foto de la maestra jardinera acusada de maltratarla. Las agresiones se produjeron en agosto del año pasado, cuando la beba tenía cuatro meses, pero el caso trascendió recientemente con la difusión del video. La mujer dijo que sintió mucho dolor al ver los zamarreos a su beba. «Es muy duro ver las imágenes», afirmó.

«Las imágenes determinaron que la beba pasó tres horas con la cara tapada y que su vida corrió peligro. Podría haber sufrido una asfixia, en caso de que vomitara y aspirara: es mucho el tiempo que pasó así para una beba de cuatro meses», advirtió la mujer. A su vez, Carolina relató que el día en que se produjeron los maltratos la beba tenía la cara colorada, «como agotada de llorar», y que notó que presentaba lesiones. Primero hicieron la denuncia en la Justicia, luego fueron al Hospital de Niños y más tarde se presentaron en la Comisaría de la mujer para que los médicos constataran las lesiones.

A los padres de la beba les pidieron que no se acerque al jardín durante diez días para completar una serie de tareas investigativas. Una vez que se presentaron en el establecimiento la directora les dijo que no tenía conocimiento de «lo que había pasado». «Yo creo que no tuvo dimensión de lo ocurrido hasta que vio el video», consideró Carolina.

La madre explicó que previo a ver las imágenes de las agresiones que se producían en el lugar notó una gran cantidad de irregularidades. «Había cosas que no me gustaban. Yo había contratado el servicio para sala de lactantes, de 13 a 18. Un día la voy a buscar y a la nena me la entrega otra maestra. Me dijeron que a las 17 la habían pasado a sala de deambuladores, donde hay nenes más grandes, porque la maestra que estaba a cargo de ella se había ido a las 17″, indicó.

Denunció que tampoco alimentaban a la nena, a pesar de que ella misma les daba leche materna a las maestras para que le dieran de comer. «Llegó a registrar una baja de peso, soy pediatra y entiendo del tema. No recibió el alimento que le llevaba», criticó. Dijo que una vez anotaron en el cuaderno de la beba que había tomado 130 milímetros de leche pero que, cuando revisó el bolso, detectó a la mamadera solo le faltaban 10 milímetros de leche. «Pili salía muerta de hambre. Cuando la sacaba del jardín estaba muerta de hambre, desesperada. Pusieron en riesgo su vida», aseguró. Dijo además que una vez le dieron leche de fórmula y que la beba estuvo descompuesta durante varias horas.

Calificó como «una bestia» a la maestra acusada por los maltratos a su hijita y dijo que no entiende cómo «no siente amor por los niños». Además cuestionó a la institución por la justificación que le dieron por las agresiones a la beba. «La trajiste en perfecto estado, no sabemos que paso en el medio'», fue la excusa que dijo que le dieron. Dijo además que le comentaron que la docente acusada por los maltratos tuvo una discusión con su marido y que «se la agarró» con la beba. «Es mentira, de hecho hay otros bebés que pasaron por esta situación», aseguró.

El video de los maltratos

Carolina considera que hay más personas involucradas en el hecho y dijo que no entiende como nadie intervino para frenar las agresiones. «El jardín debería haber tenido un mayor compromiso con nosotros. Fueron irresponsables, no entiendo cómo no hicieron nada después de lo que pasó», criticó.

Explicó que actualmente la nena recibe el cuidado de una niñera y reconoció que, después de lo que sucedió con su beba, le costó mucho volver a confiar en otra persona para dejarla a su cargo. «Actualmente es cuidada por una niñera, que le brinda mucho amor», dijo.

La abogada de la familia de la nena, Martina Raffeto, dijo que los padres le pidieron que la causa sea caratulada como «tentativa de homicidio», ya que por el momento el expediente es por «lesiones leves».

Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here