Un merendero que funciona en una parroquia de Concordia, en la provincia de Entre Ríos, fue asaltado por un ladrón que antes de escaparse, tuvo un inusual gesto: se hizo la señal de la cruz.

El hecho ocurrió en la tarde del pasado 31 de mayo en la iglesia Nuestra Señora de Fátima, del barrio de La Bianca, en el cruce de las calles Yrigoyen y Antártida Argentina. Al lugar asisten diariamente más de 100 chicos que desayunan y también se llevan comida.

En las imágenes del robo, que fue registrado por una cámara de seguridad, se ve a un hombre entrar con una linterna y dirigirse a una habitación después de dejar apoyada sobre la mesa la palanca que usó para forzar la puerta. Al cabo de unos segundos sale con una garrafa y antes de irse se persigna.

En declaraciones al medio local El Once, los vecinos pidieron una ayuda solidaria de alguien que pueda donar una garrafa para poder brindar la merienda. «Siempre se hace todo a pulmón y es necesaria la garrafa», afirmaron.

Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here