Un bebé de un año y medio y su padre fueron encontrados muertos en una vivienda de San Miguel de Tucumán, y los investigadores creen que el papá del niño lo asesinó y que luego se suicidó.

La principal sospecha es que, aparentemente, la madre del nene no quería reanudar la relación con su expareja, por lo que él tomó la fatal decisión.

El hecho ocurrió en un domicilio de Avenida Alem al 2300, en la capital provincial, donde un familiar encontró los cuerpos de Raúl Adra (de 21 años) y de su hijo Santiago.

Las primeras pericias oficiales indican que tanto el pequeño como su padre fallecieron por asfixia mecánica, y en la causa tomó intervención la Fiscalía Especializada en Homicidios II, a cargo de Adriana Giannoni.

Voceros policiales informaron que Adra estaba separado de la madre de Santiago, y había ido a buscar al nene al domicilio de la mamá con la excusa de compartir un paseo.

La abuela materna explicó que su hija había terminado la relación con Raúl “porque era violento y tampoco la ayudaba con el chiquito”, y agregó: «Él la amenazaba que iba a matar a su hijo. Lo tenía todo planeado».

Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here